Reserva Ahora

Estancia de 5 días o más y reciba 20% de descuento!

Precios incluyen todas las comidas y actividades realizadas en tierra!

La reserva de 1750 hectáreas está situada sobre las colinas que dominan Walker Bay – el paraíso de las ballenas, sienta el hechizo de los sobrecogedores paisajes del Océano Atlántico y el distante Cape of Good Hope (Cabo de la Buena Esperanza). Espacio, luz y tiempo para disfrutarlos.

Enclavadas entre los antiguos árboles milkwood, nuestras grandes suites privadas le dan la posibilidad de relajarse, rodeado por los esplendores de la naturaleza y mimado por la hospitalidad cinco estrellas.

Sienta la arena debajo de sus pies mientras respira el vivificante aire salado que lleva la inconfundible frescura y magnificencia del océano, mientras explora los 30 km de playas desiertas y contempla sus huellas solitarias desvaneciéndose hacia atrás en la distancia. Siga por un serpenteante sendero a través de la vieja selva de milkwoods, donde los árboles milenarios envían sus ramas a explorar el encuentro con el sol o visite uno de los vestigios de las selvas afromontanas de la reserva. Maravíllese ante los gigantes del océano - las ballenas francas australes que visitan Walker Bay desde julio a diciembre mientras disfruta de un vaso de chispeante vino helado o ¡descubre la belleza de la naturaleza durante un paseo a caballo!La reserva de 1750 hectáreas está situada sobre las colinas que dominan Walker Bay – el paraíso de las ballenas, sienta el hechizo de los sobrecogedores paisajes del Océano Atlántico y el distante Cape of Good Hope (Cabo de la Buena Esperanza). Espacio, luz y tiempo para disfrutarlos.

Enclavadas entre los antiguos árboles milkwood, nuestras grandes suites privadas le dan la posibilidad de relajarse, rodeado por los esplendores de la naturaleza y mimado por la hospitalidad cinco estrellas.

Sienta la arena debajo de sus pies mientras respira el vivificante aire salado que lleva la inconfundible frescura y magnificencia del océano, mientras explora los 30 km de playas desiertas y contempla sus huellas solitarias desvaneciéndose hacia atrás en la distancia. Siga por un serpenteante sendero a través de la vieja selva de milkwoods, donde los árboles milenarios envían sus ramas a explorar el encuentro con el sol o visite uno de los vestigios de las selvas afromontanas de la reserva. Maravíllese ante los gigantes del océano - las ballenas francas australes que visitan Walker Bay desde julio a diciembre mientras disfruta de un vaso de chispeante vino helado o ¡descubre la belleza de la naturaleza durante un paseo a caballo!