Reserva Ahora

Los niños que visitan Grootbos son personas muy importantes con sus propias ideas y deseos. Entendemos esto y por ello tenemos mucho cuidado de que nuestros pequeños huéspedes se sientan felices. En la Reserva natural privada de Grootbos, las actividades de los niños no son sólo actividades, son una combinación de educación y diversión en nuestro maravilloso escenario natural.

Nuestro programa hecho a la medida de los niños, es para inspirar, educar, entusiasmar y estimularlos a fin de despertar su curiosidad sobre lo que viene después y para asegurarles que el tiempo que pasan con nosotros es agradable.
 

La cocina de los niños

Atendemos su bienestar físico con menú especial para ellos; también con refrescos y bocadillos durante las actividades. El servicio de cobertura para los niños termina en un día lleno de entusiasmo y muy divertido. Ahora es tiempo de un buen sueño y que estén listos para las aventuras del día siguiente.

El campo de juegos

El campo de juegos en Grootbos, es un paraíso para los niños tanto que algunos padres sólo ven a sus hijos durante las comidas. Ubicado junto a los establos de caballos, los niños pueden explorar sus alrededores naturales mientras juegan con suaves conejitos.

A los pequeños huéspedes les encanta tomar su propio desayuno con huevos recientemente puestos por nuestras gallinas de granja después de haber alimentado a los caballos con productos frescos de la huerta de Grootbos. 

Uno de nuestros guías especializados siempre está supervisando a los pequeños en el campo de juegos.
 

Búsquedas del tesoro

Nuestros guías especializados acompañan a los niños durante las búsquedas de tesoro a través de la Selva Milkwood, donde también aprenderán sobre la asombrosa red de vida que une a los árboles milkwood a tantos otros organismos dentro de la selva.

El denso dosel de los árboles es el hogar de muchas especies de aves, que incluye el bar-throated apalis, el batis de El Cabo y la paloma verde oliva africana (Rameron Pigeon), con el suelo selvático entrecruzado de senderos del antílope africano, el puercoespín, el topo dorado y otras criaturas silvestres.  

La búsqueda del tesoro cubre un terreno fácil y toma aproximadamente 45 minutos para completar.